Unos quinientos caballos participan en la XIII Feria de San Salvador

  • Doce ganaderías de hispano-bretones de La Pernía acudieron al evento en el que se dieron seiscientas raciones de carne asada.

San Salvador de Cantamuda era ayer una cita obligada para los aficionados del mundo equino y también para muchos visitantes que pudieron disfrutar de un agradable día otoñal en uno de los parajes más bellos de la Montaña Palentina.

En la capital perniana se celebraba ayer la tradicional Feria de Ganado Caballar en la que participaron doce yeguadas de la comarca norteña que bajaron desde las diversas poblaciones a unos quinientos caballos de la raza hispano-bretones y algunos mixtos.

Cita con los caballos que nadie se quería perder. Así, desde primera hora de la mañana los ganaderos de: Los Redondos, Camasobres, Lores y San Salvador entraban con sus equinos al galope en La Campa, haciendo disfrutar a los centenares de vecinos y turistas del bello espectáculo que ofrecían los nobles animales.

Según explicaban los ganaderos, en el último año el precio de los potros ha subido debido a que también ha aumentado la demanda, costando en la actualidad un ejemplar en torno a 400 euros. Noticias positivas para los ganaderos que pese a estar contentos por el aumento del precio se quejaban por la sequía.

La actividad año tras año es apoyada por varias instituciones y entidades con la presencia de sus máximos representantes, entre ellos el presidente de la Diputación, José María Hernández; y el subdelegado del Gobierno, Ángel Miguel; que quisieron acompañar al alcalde de La Pernía, Mariano San Abelardo.

Gran espectáculo visual en La Campa y gran homenaje gastronómico se ofreció también en San Salvador. Desde primera hora de la mañana Toño Llorente, Óscar de Lózar y César González asaban a fuego lento un potro de 120 kilos del que luego se repartieron una seiscientas raciones de carne.

Carne que gustó mucho a los visitantes, ya que pese a que no es muy conocida sí es muy apreciada debido a que es baja en grasa y por su sabor un poco dulce.

Fuente: Diario Palentino